Spanair. Accidente de Spanair, los virus no derribaron el avión

Esta noticia la leyó este servidor hace unos días en El País, y ahora veo por donde vienen los tiros, como dicen en mi tierra. En este blog se ha hablado de virus en múltiples oportunidades, y me parecía bastante “incierto” que un troyano fuera capaz de acometer semejante tarea que resulto en un terrible accidente aéreo. Pues bien, es una gran “mentira”, y a continuación se describen las razones por las que ciertamente esto no fue el causante del accidente:

Este es uno de esos casos en los que la red hace de absurda caja de resonancia. Tras la noticia publicada en El País el pasado día 20 de agosto en la que se afirmaba que “el ordenador de Spanair que anotaba los fallos en los aviones tenía virus” se ha desatado en la red un auténtico pandemónium. Algunos medios norteamericanos en línea serios, y otros no tan serios, basándose en una mala traducción del reportaje de El País, han llegado incluso a afirmar que fueron los virus los que incapacitaron la computadora de a bordo de del avión, y lo derribaron.image

Es una hipótesis absolutamente descabellada. El avión siniestrado, un McDonnell Douglas DC-9-82 (MD-82), es un diseño de 1979, y no está informatizado. De hecho, resulta imposible que los virus se hagan con los inexistentes ordenadores ordenadores de a bordo, según explica el periodista Ed Boot en un reciente informe para ZDNet. En dicho informe  se afirma además que los virus presentes en el ordenador que llevaba los diarios de mantenimiento no es más que un sintoma de como se gestionaban las tareas de mantenimiento en la empresa.

No toda la culpa la tiene siempre la informática, aunque ciertamente cada vez tiene más peso  en las labores de todos nosotros. Esperamos sus comentarios.

FUENTE: TUEXPERTO.COM.  Spanair. Accidente de Spanair, los virus no derribaron el avión. Publicado por Redacción el 26 de Agosto del 2010 

Ricardo González Darkin
Consultor / Técnico Informático
NOGALNOVA S.L
Barcelona, España
http://www.pcnova.es

Share

Deja un comentario