Primer vistazo a Windows 7

Microsoft ha mantenido un estricto secreto en torno a Windows 7, dejando entrever apenas unos detalles acerca de cómo la funcionalidad táctil jugará un papel crítico en el nuevo sistema operativo. El equipo de desarrollo de Windows mantiene un blog en el que se brinda información sobre el nuevo producto, pero el flujo de dicha información es lento, con sólo unas pocas explicaciones concretas de las características del sistema operativo.

La curiosidad en torno al nuevo sistema operativo de Microsoft alcanza niveles sin precedentes, mientras mucha gente ve al mismo como un intento de la empresa por revertir el relativamente escaso éxito de Vista. Si bien Vista se presentó como un sistema operativo sólido, con muchas nuevas características y mejoras, no logró superar el crecimiento del popular Windows XP, y además se quedó atrás en cuanto a su adopción por parte de empresas. Los analistas argumentaron causas muy diversas para estas dificultades, desde un pobre soporte de parte de los vendors de hardware hasta las publicidades agresivas de parte de Apple.

Esta semana, y por primera vez, una amplia lista de características de Windows 7 salió a la luz. La principal entre las nuevas características es el rediseño de la barra de tareas. La nueva barra de tareas se presenta llena de íconos para una fácil selección de programas. Otro aspecto nuevo de la barra de tareas es la opción para acceder a “listas de salto” con un clic del botón secundario del mouse. Por ejemplo, un clic del botón derecho sobre el ícono del Windows Media Player permite acceder a las listas de reproducción sin tener que abrir la aplicación o perder tiempo recorriendo menús. Finalmente, al pasar el mouse sobre los ítems de la barra de tareas, aparecen útiles vistas previas de las ventanas minimizadas.

Cuando se hace clic sobre el escritorio, todas las ventanas se vuelven transparentes, ofreciendo una vista libre. Esto es útil para visualizar los “gadgets”, que han sido movidos desde la barra lateral de Vista directamente al escritorio, con la finalidad de liberar el valioso espacio que la barra lateral ocupa en las pantallas de menor resolución de los equipos móviles.
El nuevo sistema operativo de Microsoft incluye un particular truco para escalar ventanas que promete dar envidia a los usuarios de Apple. Esta nueva funcionalidad expande las ventanas que son arrastradas hasta el borde superior de la pantalla, y las encoge a medida que se las aproxima al borde inferior de la pantalla. Si desea apilar múltiples ventanas, simplemente arrástrelas hacia la esquina de la pantalla para encogerlas a un 50 por ciento, facilitando un apilado de 4 x 4. Esta característica es realmente atractiva por su simplicidad.

La bandeja de sistema ahora sólo muestra los ítems que el usuario selecciona, y ha sido mejorada para resultar más fácil y directa para configurar. El impopular Control de Cuentas de Usuario reaparece en Windows 7, pero mejorado y ajustado. Esto permite al usuario especificar por aplicación el nivel de acceso, a la vez que ofrece menos molestias para los usuarios.
Las funcionalidades Multi-touch fueron demostradas en una HP TouchSmart PC con bastante detalle. El menú Inicio se expande a un mayor tamaño cuando se toca la pantalla. Luego es posible desplazar (scroll) el contenido de cualquier ventana usando simplemente los dedos. Un gran teclado predictivo en pantalla es otra característica fácilmente accesible de la tecnología táctil.

El manejo de múltiples monitores fue consistentemente mejorado. La configuración de proyector está a sólo una tecla de distancia. La aplicación Media Center adoptó un look estilo Zune, mostrando un salvapantallas con arte del álbum en reproducción cuando se está escuchando música.

Para quienes esperan una huella más liviana, parece que sus sueños se han hecho realidad. El jefe de desarrollo de Windows 7, Steve Sinofsky, usó su laptop personal durante la demostración. Estaba ejecutando Windows 7 sin problemas en una netbook con un procesador de 1 GHz (probablemente un chip VIA) y 1 GB de RAM. Corría con suavidad, con más de la mitad de la RAM libre para usar.

Para los desarrolladores, la buena noticia es el anuncio de un prelanzamiento de Windows 7 en la forma de versión pre-beta con APIs completas. Esto ayudará a la existencia de soporte de hardware para Windows 7 para el mismo día en que el sistema operativo haga su debut.

Al compararlo con Windows Vista, se puede decir que en aquellos aspectos en los que Vista se ve muy recargado, Windows 7 ofrece un marco liviano, escalable a altos niveles de performance.

Ricardo González Darkin
Consultor / Técnico Informático
Certified IT Administrator EUCIP

NOGALNOVA S.L
Barcelona, España
http://www.pcnova.es

Fuente: IT BUILDER CONSORTIUM. 30.10.2008

Share

Deja un comentario